La docencia como satisfacción

La docencia como satisfacción

Hoy desde mi humilde blog me gustaría antes de comenzar, dar las gracias al centro de formación ACL , a su Gerente y Coordinador por confiar en mi y darme la oportunidad de hacer lo que siempre he perseguido y me ha gustado: ENSEÑAR

La docencia me ha acompañado (de  forma indirecta) en mi vida profesional, siempre me ha gustado, de ahí que haya aprovechado cualquier oportunidad en mi anterior empleo para ponerla en practica.

Después de mas de cinco años alejado (pero no desconectado) del comercio como Responsable de Atención al Cliente y Cajas, y por fin  centrar mis esfuerzos en lo que realmente que gusta (aunque sigo echando de menos el  cara a cara con el cliente), es para mi un orgullo y satisfacción , formar a personas que deciden orientar su vida profesional en el apasionante mundo del comercio, como una alternativa real y eficaz, a la hora de encontrar empleo a través de la consecución de un Certificado de Profesionalidad.

Formacion

Formacion

Inculcar a mis alumnos  todo lo que el cliente y empresas demandan día tras día , en dos meses de formación es complicado , pero no imposible, y más si demuestran ganas, empeño, trabajo y una excelente actitud.

El ver como día tras día van adquiriendo conocimientos, como son capaces de asociar e interiorizar conceptos,  sabiendo mantener una actitud critica ante la mejora de servicios ofrecidos al cliente, para mi no tiene precio.

El ser capaz de mejorar la comunicación con  el cliente, de establecer por si mismos argumentos de ventas y ofrecer soluciones, son muchas de las actividades que han llevado a cabo con éxito, demostrando que están preparados para asumir el reto de convertirse en auténticos profesionales.

Una vez terminada su formación solo les puedo desear esa suerte que van a necesitar  en sus practicas comerciales, donde estoy seguro todos darán lo mejor de si para poner en practica lo aprendido, y adquirir esa tan ansiada  experiencia que les ayudará a ser mejores profesionales,  pues  saben que no hay dos clientes iguales, y lo que es bueno para uno, puede  no serlo para el otro.

El comprar en un centro comercial  y ser atendido por un antiguo alumno es la mejor recompensa y  satisfacción, que este trabajo me puede dar . Saber  que su éxito es mi éxito ,  hace que la docencia sea esa herramienta al servicio de la sociedad dirigida entre otras cosas a formar profesionales cualificados, con iniciativa y responsables que todo cliente y empresa  exigente en estos días demanda.

Víctor Torres Vazquez

Deja un comentario